Información para Mejora Continua y para Avanzar

Categoría: Photography & Branding

Nuestras empresas, y organizaciones en general, han avanzado bastante en la adquisición de datos y descripción de los procesos empresariales e industriales en la últimas décadas, pero no se ha avanzado tanto en el uso de esos datos para guiar la dirección en la que establecer el esfuerzo de mejora continua, que es lo que facilita que un negocio avance. Los más avanzados han venido desarrollando estrategias de Business Intelligence tanto como fuente, como también de elaboración en la gestión del conocimiento, sin duda la base del uso de dicha información de negocio y mercado, pero de una manera más bien estática. La cuestión en este punto es si somos capaces de desarrollar una estrategia para actualizar constantemente nuestra gestión del conocimiento de nuestros propios procesos. Hasta ahora, la estrategia se basaba en comprar instalaciones para procesos diseñados, y establecer todo ello como base del negocio, sin que ello evolucionara mucho en una o dos décadas (incluso más). El planteamiento actual es muy diferente, consiste en utilizar todo el avance en el conocimiento de los procesos, tanto datos como tecnología e información en general, para utilizarlo como ventaja competitiva, mucho más allá que una competitividad basada en costes.

Todo lo planteado aquí, está en la base de los sistemas de gestión avanzados, en que ya no se busca un mero cumplimiento del estándar al uso de la ISO 9001:2008, sino que requiere abordar el análisis de los datos, construir información útil, y utilizarla con muy diferentes objetivos. Para ello, es necesario gestionar esos procesos, como gestión del conocimiento y de la mejora continua de dichos procesos, o de los propios productos y/o servicios que prestamos. La cuestión clave que refleja la evolución a ISO 9001:2015, y también en Kaizen y Lean six Sigma es si la información que se maneja en los diferentes procesos de la empresa, y por ende en la propia gestión de la empresa, es realmente reflejo de la realidad de la organización y sus procesos, o bien resulta que se queda en una caricatura. Podemos encontrar muchas diferencias entre los sistemas citados, la norma más extendida de gestión de calidad ISO 9001 se basa en asegurar que las entradas de un proceso se transforman de manera perfecta en un resultado que será el producto o servicio de la empresa, y ahora con la modificación de 2015 además, esto se hace contemplando todos los ámbitos de la actividad, y en especial los riesgos que pueden hacer que esa transformación no sea perfecta, y no mejore constantemente. Sin embargo en los sistemas Kaizen y Lean Six Sigma se persiguen conceptos diferentes, en el primero la mejora continua de toda actividad y procesos, transformando a las personas en propietarios de estos procesos, y dotándoles de herramientas adecuadas para ello, y en el segundo, además utilizando como criterios básicos, la eliminación de lo no útil, de lo que no aporta valor, y cuidando y potenciando la aportación de valor en la cadena del proceso. Esta diferencia en el enfoque es clave para asegurar que iremos más allá de hacer constantemente un producto conforme, y de que mejoraremos, etc, y si para cualquier caso de lSO descritos es necesario gestionar datos, para lo segundo es absolutamente necesario analizar esos datos, como parte de la gestión del conocimiento.

Cuando se habla de la gobernanza, liderazgo y compromiso, en estos días, se está hablando de gestionar las organizaciones bajo criterios actuales como lo descrito anteriormente, potenciando un liderazgo que apoye a las personas en la transformación de los procesos, a través de la mejora también de la ejecución de tareas y compromiso de las personas, para así mejorar la visualización y gestión de los procesos. Para todo ello, es necesaria documentación de los procesos, tanto recogida o captura de datos, como la realidad de cómo se realizan los procesos, y esto debe ser sencillo si existe realmente una gestión por procesos. Para hacerlo, además, ya disponemos de tecnología que permite transformaciones rápidas sin gran burocracia, como son tanto sistemas informáticos de arquitectura convencional, con software mucho más avanzado, pero también disponemos de tecnologías cloud en que la actualización de versiones es automática y se evita tener que actualizar múltiples documentos en diferentes actos y momentos. Si nos fijamos, volvemos a la base que toda gestión moderna debe cuidar, que es lograr el compromiso de las personas en dar un buen uso de las herramientas, poner interés en los procesos y en el avance, y por tanto, volvemos a la necesidad de que la empresa proporcione acceso al conocimiento del proceso, y para todo ello tenemos tecnología disponible. Pregúntenos por Apps, las desarrollamos a pedido.

Responsive siempre visible y accesible

 
Atrás                 Contactar con ATECID
Compartir este artículo    LinkedIn    Twitter