Digitalizarse, ó ..... mmm.... Digitalizarse

Categoría: Photography & Branding

Aunque ya ha llegado, hay muchos casos en que no se conoce qué significa la digitalización, ni cómo abordarla, especialmente en pymes. En primer lugar debemos hacer un esfuerzo en entender qué es la digitalización, que como todo significado abstracto, permite muchas formas de verlo y entenderlo, según se nos haga más familiar o según el sector en que nos movamos. Sin embargo hay aspectos comunes, que identifican qué es la digitalización, como son el traslado de la visión y procesos de negocio a lo digital, esto es, a informatizarlos, a automatizarlos, a subirlos a la web, al cloud, etc, esto es, a pasar de modelos de negocio y procesos tradicionales, a modelos, procesos, productos y servicios basados en información, conectividad, e internet y/o cuyo resultado puede ser únicamente información, satisfacción del cliente, un servicio de enlace, etc.

Dicho esto, es necesario volver al punto de partida, y preguntarse dónde se quiere ir, o qué se quiere obtener, pero de manera elaborada como desarrollo de una estrategia cuyo resultado puede cambiar el resultado o producto inicialmente contemplado, generar más de los estimados, o resultar inviable. Sí, en todo esto es necesario tener capacidad para admitir el fallo, error, etc, porque al menos al principio cuando valoremos la viabilidad de la propuesta estaremos asumiendo que hay riesgo, riesgo de alcanzar el éxito. Este riesgo no es sólo tecnológico sino fundamentalmente se ve sometido a riesgos bien conocidos en el Project Management, e incluso más conocidos en proyectos de implantación de Mejora Continua (Kaizen), Lean (Lean Manufacturing, Lean Office, etc) y Lean Six Sigma, donde son problemas de relación entre personas, la capacidad de evolución cultural, la capacidad de abandonar costumbres previas para abrazar nuevos métodos, la comunicación, etc, las que tienen más influencia sobre el grado de éxito de un proyecto.

Es interesante el artículo de la Harvard Business Review, que dice que el 30% de las actividades de los negocios en Estados Unidos, se pueden automatizar, lo que equivale a 1,5 días de nuestra semana laboral, bueno, de la de algunos ya que la de los emprendedores es continua. Entre las actividades contempladas, se expone el caso de directores de marketing que todavía dedican tiempo a tomar decisiones sobre precios, a estimar costes, etc, y que sin embargo se encuentran sin tiempo de desarrollar nuevas ideas, nuevas estrategias, etc.

¿Creen que cualquier director de departamento o propietario o socio de pyme estaría preparado para esto? No, desde luego que no, pero podemos dejarnos asesorar, es el momento de la colaboración, para desarrollar una estrategia definiendo el objetivo al que llegar, y los caminos que seguir, y métodos para el análisis de procesos y de cómo cambiarlos, trasladándolos a “lo digital”. Siguiendo esta línea nos encontraremos que realmente, toda esa metodología ya la conocemos y manejamos, recordemos “el valor añadido” en proyectos Lean Manufacturing, por ejemplo. Tampoco podemos olvidar, que hoy y mañana más, el cliente que recibe o se lleva un producto, también quiere información previa, posterior, e incluso ideas de qué se puede hacer con él y cómo interactúa con otros, esto es, quiere información que en muchos casos definirá su nivel de satisfacción final. La conectividad de equipos, no sólo wereables, sino incluso equipos industriales, es lo que se conoce como IoT (internet of things), que es parte importante de lo que denominamos digitalización. La digitalización consiste en trasladar la inteligencia de negocio (business intelligence) a sistemas, e idealmente a conectividad sobre internet, que puede incluir cloud que le aportará mucha mayor accesibilidad y desarrollo de aplicaciones y servicios, o bien quedarse en base web. La visión colaborativa desplaza a los nichos, tanto a nivel de procesos como a nivel de la propia empresa, y en este ámbito las pymes necesitan abrirse y acceder a servicios externos que le aporten o faciliten nuevos procesos, ya que las empresas de mayor tamaño disponen de muchos más recursos, visiones e incluso mayor colaboración diversa.

El futuro está conectado y nos invita a desarrollar ideas, además disponemos de tecnología y conocimiento para el desarrollo de modelos de nogocio o la reingeniería de procesos que ya funcionan, y para trasladarlos a soporte digital, sólo nos queda llegar construir el business plan, pero si además ya lo tiene, sólo queda arrancar. Ante la ola de la foto unos optarían por huir y meterse en casa, pero otros pensarían en meterse al agua con una tabla de surf, o montar un hotel enfrente, etc, ¿qué harías tú?

Atrás                 Contactar con ATECID
Compartir este artículo    LinkedIn    Twitter