Cambio de Hora y Situación Horaria

Categoría: Photography & Branding

El pasado fin de semana (24-25 de octubre), como cada 6 meses, y por ende cada año, cambiamos la hora de nuestros relojes durante la noche. Siempre las mismas dudas, que se traducen en preguntas como ¿hay que adelantarlo o atrasarlo? ¿Dormiremos una hora más o menos?, las cuales podemos considerarlas como una tradición anexa al cambio, aunque desde la perspectiva global del mundo "media", ya se aprecian "adelantados" a los que les da igual el cambio horario puesto que sus teléfonos inteligentes ya cambian la hora sólos. De lo que estamos no estamos seguros es de si también ayudana  su organismo a adaptarse a dicho cambio.

Por otro lado, ¿por qué cambiamos la hora? según las autoridades, el ahorro energético generado hace que merezca la pena. Cada hogar ahorrará una media de 6 €, según asegura el Ministerio de Industria, a lo que hay que sumar el ahorro de las empresas en iluminación matinal y el ahorro de la administración pública y sus servicios, al amanecer una hora antes. Todo ello se traduce en una ahorro lumínico del 5%.

Cabe destacar que la variación horaria no es algo nuevo de nuestros días, ya que se implantó durante la crisis del petróleo de 1974, y en el siglo XVIII Benjamin Franklin ya lo impulsó, debido a que el amanecer antes, se podía aprovechar una hora más de sol y ahorrar el consumo de 1 h de aceite. Esta idea se puso en práctica también durante la Primera Guerra Mundial, cuando Alemania y EEUU la implantaron para reducir los gastos energéticos.

Otra pregunta recurrente, y cada vez más repetida, es ¿por qué utilizamos el horario de Europa central? si la mayoría del país se encuentra al oeste del meridiano de Greenwich, cuyo horario se corresponde con el Reino Unido y Portugal (una hora menos que el nuestro) ¿Nos beneficia en algo? Bueno, pues realmente no, el origen de esta adaptación horaria está en la Segunda Guerra Mundial, el 2 de mayo de 1942, con motivo de un acercamiento político.

Atrás                 Contactar con ATECID