Tortuga Boba Anida en la Playa de San Juan

Categoría: Photography & Branding

Fantástico, suena verdaderamente bien, ¿tendremos tortugas anidando en nuestras playas en 20 o 30 años? Es sabido que las tortugas marinas vuelven para reproducirse a la playa donde nacieron. Aunque sólo se conocen casos aislados, se intuye que podría darse un retorno de la tortuga a las playas españolas, si se cuida, a estas tortugas les gustan nuestras playas, especialmente en todo el eje mediterráneo hacia Canarias. En nuestras costas existen playas salvajes o muy poco visitadas, un ejemplo de ello son algunas playas de Fuerteventura en Canarias. Las tortugas marinas constituyen un grupo de animales más amenazados y con importantes problemas de conservación y, por ello, están protegidas por diversos convenios internacionales, como Washington, Berna o Bonn, así como por la legislación española y de la Comunidad Valenciana.

La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana ha certificado la existencia de un nido de 129 huevos de Tortuga boba en la playa de San Juan. El hallazgo se produjo a finales del pasado mes de junio por unos particulares que observaron como una tortuga marina de grandes dimensiones salía del agua y avanzaba por la playa. El avistamiento fue comunicado a los técnicos de la Conselleria que, rápidamente y con la participación y asesoramiento de expertos de la Universitat de València, decidieron retirar el nido y trasladarlo a otro emplazamiento más seguro. Hay que tener en cuenta que la zona elegida por la tortuga para depositar sus huevos en la playa de San Juan es utilizada masivamente por los bañistas en esta época del año, además de que se limpia diariamente con maquinaria pesada, con lo que la supervivencia de los neonatos era más que improbable. Todos los huevos llegaron en perfecto estado y, para garantizar el éxito de nacimientos se ha construido un nido en una playa protegida del Parque Natural de l´Albufera en el que se han depositaron 89 huevos. Los 40 restantes se están incubando artificialmente en las instalaciones del Oceanográfico de Valencia. Los nacimientos están previstos para la segunda quincena de agosto.