Cálculo de la Huella de Carbono

Categoría: Photography & Branding

Recientemente publicamos varios comentarios respecto de la ausencia de metodologías establecidas de forma más o menos oficial. En estos momentos y a la espera de que la Comisión Europea apruebe este año las guías para la huella medioambiental de organizaciones y productos (parece que de servicios no), hasta ahora sólo se habían contemplado el Carbon Plan de Reino Unido, el Mandatory Carbon Reporting de la London Stock Exchange (bolsa de Londres) for listed companies, y las leyes grenelle francesas. Sin embargo, en los últimos tiempos, de forma paralela a las anteriores se están imponiendo la PAS 2050 de British Standards Institution (BSI), y la ISO 14064.

También se están desarrollando otras acciones para promover la implantación de metodologías y sistemas de cálculo en las empresas y productos como el registro voluntario y quizás un sello nacional desde la Oficina Española de Cambio Climático.

El cálculo de la huella de carbono es muy interesante incluso para empresas sujetas a Kioto, porque puede contemplar a toda la organización y otros ámbitos que en Kioto no se tienen en cuenta.

Las ventajas de desarrollar un programa o proyecto de huella de carbono son claras, y se pueden identificar dentro del ámbito de la gestión ambiental y energética de forma evidente incluyendo la anticipación y respuesta a requisitos normativos, pero también en el ámbito competitivo de la empresa, como información de RSC (Responsabilidad Social Corporativa), participar en proyectos CPD (Carbon Disclosure Project), o ser considerada en el índice de sostenibilidad del Dow Jones (DJSI).

Se están desarrollando múltiples sistemas de cálculo o evaluación de la huella de carbono de empresas (organizaciones) y productos, basado en sistemas más o menos fiables o más o menos objetivospero sin la certificación de la huella bajo un estándar creíble y confiable es importante, y cada vez lo será más como BSI o ISO. Incluso las empresas con sistemas ISO 14001, poco a poco necesitan realizarlo, so pena de dejar sus sistemas obsoletos. Es significativo darse cuenta que una huella elaborada mediante una guía de uso, no se verifica, mientras que una calculada según una norma como la PAS 2050 sí, donde además la incertidumbre no es opcional. También existe la ISO 14064 de abril de 2012, para productos, organizaciones y proyectos, pero se debe tener en cuenta que su parte 3 permite dejar fuera a proveedores, residuos, etc.

Es muy importante saber que las huellas de carbono de organizaciones o empresas distintas, o productos iguales de empresas distintas no son directamente comparables, porque el ámbito considerado para el cálculo de su huella será distinto con alta probabilidad. Hay que compararse con uno mismo, la huella hoy de uno mismo se compara con la misma huella en futuros años, ya que el objetivo y requisito, es reducirla.

Hay ya algunas empresas y organizaciones trabajando en ello (Construcción, Denominaciones de Origen, Alimentación, Bebidas,...) confíe en ATEC+ID para iniciar su cálculo d ela huella de carbono !!!!!